Las perlas perfumantes refuerzan la frescura y perfume de las prendas, tienen un poder suavizante superior y guardan la fragancia para liberarla en diferentes momentos del día. Además protege la ropa de malos olores como el cigarrillo, sudor, humedad y comida.