Blog

Conoce las precauciones que debes tomar si le pides ropa prestada a alguien

Conoce las precauciones que debes tomar si le pides ropa prestada a alguien

Todas hemos tenido un evento importante y no hemos podido encontrar la prenda adecuada, pero recordamos que una amiga tiene el vestido ideal para la ocasión. Pero antes de pedir algo prestado, debes conocer ciertas reglas para que sea la última vez.

Pedir ropa prestada va más allá de ser solo un favor, es importante tener mucho cuidado y ser respetuoso con la ropa que nos prestan y con quien lo hace. No hay nada peor que saber lo arrepentida que alguien está de haberte prestado algo.

 

1. Nunca pidas prestado algo que no sea de tu talla

 

Si sabes que tu amiga no tiene tu misma contextura, no pongas en riesgo su ropa. Fácilmente puede estirarse, o si se trata de algo ajustado, romperse. En el caso de zapatos, estos nunca recuperan su forma original, por eso no es recomendable usar una talla que no sea la tuya.

 

2. Cuida la ropa prestada más que a ti mismo

 

Así como cuidas tu celular o cartera, debes proteger lo que te han prestado de todo peligro. Puedes estar expuesta a manchas de grasa, comida o maquillaje, y es importante tratar de evitar al máximo estos riesgos. Si por algún motivo la prenda prestada llega a estropearse, lo mejor que puedes hacer es reponerla y ofrecer una disculpa a tu amiga.

 

3. Lava la ropa antes de regresarla a su dueña

 

Esta es una regla que nunca se debe romper. Es cierto que en algunas ocasiones parece que las prendas no se han ensuciado. Sin embargo, por educación siempre es recomendable llevarlas a la tintorería o lavarlas tú misma con mucho cuidado. Su dueña te lo agradecerá.

 

4. Lee las etiquetas antes de lavar

 

Antes de que la ropa sea lavada, tómate la molestia de leer las etiquetas. Esto puede salvarte de arruinar la prenda. Si no se puede lavar en casa no lo hagas, el precio de un vestido nuevo es mucho más alto que el de un lavado en tu tintorería de confianza.

 

5. Regresa la ropa lo antes posible

 

El momento más incómodo a la hora de prestar algo es tener que perseguir a la otra persona para que lo retorne. Recuerda devolver la prenda lo más rápido posible, así demostrarás que eres una persona de confianza y que prestarte algo jamás representará un dolor de cabeza.

 

6. Respeta la decisión de quien no quiera prestarte algo

 

Algunas personas son reacias a prestar sus cosas porque en algún momento tuvieron una mala experiencia. Si tu amiga es así, debes respetar su decisión. También pasa cuando la ropa es cara o tiene un valor sentimental, entonces no es recomendable insistir.

 

Siguiendo nuestros consejos, te ganarás la confianza de tus amigas y te prestarán su ropa sin pensarlo dos veces, sabiendo que la devolverás como nueva.